Ortografía Española

SI o SÍ, MI o MÍ, TE o TÉ, EL o ÉL

expand learning text

PARES DE MONOSÍLABOS

En español, existen una serie de monosílabos que aunque pertenecen a diferentes categorías gramaticales (conjunciones, pronombres, adverbios, sustantivos…) se diferencian únicamente por la tilde diacrítica. A continuación, exponemos los pares de monosílabos más recurrentes:

SÍ / SI

La partícula se escribe con tilde cuando se refiere a un adverbio de afirmación: Sí, puedo ayudarte con las tareas, Sí, lo he visto, Él dijo “Sí, quiero”, etc. Para evitar confusiones, cuando tengas dudas si se escribe o no con tilde puedes sustituirlo por otro adverbio de afirmación, como por ejemplo, efectivamente.

Por otro lado, la partícula si no lleva tilde cuando se trata de una conjunción (Si me llamas, arreglaremos el asunto, Me dijo que todo iría bien si le daba el dinero, etc.) y cuando se refiere, como sustantivo, a la nota musical si (El si le ha salido desafinado.)

 

MI / MÍ

Mi se escribe sin tilde cuando hace referencia al determinante posesivo (Mi primo Ramón vive en Murcia, Este es mi cuaderno, etc.) y cuando se refiere, como sustantivo, a la nota musical (Mi es una nota musical.)

Por su parte, utilizamos con tilde, cuando utilizamos esta partícula como pronombre personal de primera persona del singular: Esto es para mí, Lo tuve delante de mí y no lo vi, etc.

 

TE / TÉ

La partícula te se escribe sin tilde cuando hace referencia al pronombre personal átono de segunda persona del singular: Te llamaré cuando llegue a casa, Te lo dije y no hiciste caso, etc.

Asimismo, con tilde hace referencia a un sustantivo que designa al árbol que produce hojas con las cuales se preparan infusiones. También designa la propia infusión.

 

EL / ÉL

La partícula el se escribe sin tilde cuando hace referencia al artículo determinado que normalmente va precediendo a un sustantivo o SN: El coche, El abrigo de Laura, etc.

Por otra parte, él con tilde señala el pronombre (¡recuerda!: los pronombres sustituyen a los nombres) personal de tercera persona: Él es Juanito, Se fue a vivir con él, etc.

 

 

 



POR y PARA

expand learning text

POR

La preposición por tiene diferentes usos entre los que destacan:

  • Causa: No viene por inmadurez.
  • Sustitución: Te doy un euro por tus cromos.
  • Periodicidad: Voy a ballet dos veces por semana.
  • Adg. en la pasiva: Fueron multados por el guardia.
  • Lugar aproximado: Creo que estaba por ese mueble.
  • Medio: Te lo envío por email.
  • Precio: He comprado este reloj por diez euros.
  • Multiplicar: Dos bragas por cinco euros.
  • Indicar parte del día: Iremos por la tarde a la piscina,

La preposición por, en algunos contexto es sinónimo de a través de (El ladrón entró por la ventana).

PARA

La preposición para tiene diferentes usos entre los que destacan:

  • Finalidad: Estas gafas son para ver de lejos.
  • Indiciar un futuro próximo: Me pondrán el examen para la primera semana de junio.
  • Opinión: Para mí, ella no estaba en lo cierto.
  • Destinatario: Estas flores son para mi tío Joaquín.
  • Dirección: Voy para casa.


Preposiciones HACIA y HASTA, CON y SIN

expand learning text

HASTA

La preposición hasta en español, expresa el límite a una acción en proceso o una situación: Llegó hasta donde pudo, Viví en Valladolid hasta los quince años, No vino hasta que no lo llamé, etc.

HACIA

Por su parte, la preposición hacia en español, expresa normalmente dirección, ubicación u orientación con respecto a un punto. La mayor parte de las veces cumple la misma función de la preposición a, como podemos ver en el siguiente ejemplo:

  • Voy hacia la farmacia = Voy a la farmacia

Asimismo, esta preposición también puede indicar una ubicación aproximada en el tiempo: Regresaré hacia la media noche.

CON

La preposición con en español tiene diferentes usos entre los que destacan:

  • Indicar modo o instrumento: Lo maté con un cuchillo.
  • Indicar modo: La rozó con suavidad y tacto.
  • Indicar compañía: Estuvimos con los primos.
  • Cualidad: Le dieron una habitación con vistas al mar.

SIN

De otro lado, la preposición sin en español expresa privación: Sin ti, no es lo mismo; Sin oxígeno no se puede respirar, etc.



A o AL, DÉ, DE o DEL

expand learning text

A / AL – DE / DEL

Uno de los recursos morfológicos del español es la contracción, por el cual podemos fusionar las preposiciones a y de con el artículo el. Así, de este modo, obtenemos al y del: Vamos esta tarde al (a+el) parque, Este libro es del (de+el) hermano de María.

Sin embargo, en esta última oración sería incorrecto decir Este libro es del para referirnos al hermano de María. En español, solo podemos contraer la preposición junto al artículo, pero no junto al pronombre. Por esto, la oración tendríamos que decir: Este libro es de él.



QUIÉN o QUIEN, QUÉ o QUE

expand learning text

QUIÉN / QUIEN – QUÉ / QUE

Según las normas de acentuación en español, las palabras quién, qué se escriben con tilde cuando tienen sentido interrogativo o exclamativo: ¡Qué bonito es tu vestido!, ¿Quién es ese?, ¿Qué hora es?, Quiso saber quién había sido, etc. En el resto de los casos, estas palabras no llevan tilde.



CÓMO o COMO, CUÁNTO o CUANTO

expand learning text

CÓMO / COMO – CUÁNTO / CUANTO

Según las normas de acentuación en español, las palabras cómo, cuánto se escriben con tilde cuando tienen sentido interrogativo o exclamativo: ¿Cuánto te ha costado este pantalón?, ¿Cómo viste al enfermo?, ¡Cómo mola!, etc. En el resto de los casos, estas palabras no llevan tilde.



   
   

Copyright © 2017 - 2020 Eductify